Raspberry Pi 3 x144 xD

Hace tiempo, responsables del framework de desarrollo Resin.io se pusieron manos a la obra para crear su Beast v1, un clúster con 120 Raspberry Pi conectadas y preparadas para trabajar en conjunto. Aquel proyecto derivó en la creación en 2015 de Beast v2, que contaba con 144 de estos miniPCs, y ahora han vuelto a darnos la sorpresa con Beast v3, un clúster más impactante.

El aspecto de Beast v2: un cilindro de 2 m. de altura y casi 150 kg de peso con esas 144 Raspberry Pi2. El proyecto terminó en agosto y se entregó a un cliente de un área industrial para usarlo en diversos tipos de demo. Ahora quieren ir más allá con un diseño más eficiente que dará como resultado Beast v3.

Beast v3 quiere ser más elegante que su predecesor

Como explican en el blog, durante el desarrollo del Beast v2 aprendieron mucho, y eso les ha permitido entender que aunque el tamaño del último proyecto era notable, “no tenía la elegancia de Beast v1”.

Esa es la razón de que en Beast v3 las “baldosas” en las que se encapsulan las Raspberry Pi sean más densas y ofrezcan menos espacio entre cada dispositivo. La idea: lograr que quepan el máximo número de unidades posible en el diseño final.

En el nuevo diseño quieren lograr cierta modularidad para poder llevar el Beast v3 de un lado a otro más fácilmente, pudiendo quitar y poner esas baldosas más fácilmente y acudiendo a una configuración de suministro eléctrico más flexible.

Supercomputación en pequeño formato

Este equipo de ingenieros ya está trabajando en ese diseño pero además lo está haciendo de forma abierta, compartiendo el proyecto y los avances continuamente a través de la plataforma Gitter. Es allí donde cualquiera puede sugerir cambios y mejoras y comprobar la evolución de la construcción de un clúster cuyo aspecto final aún está por determinar.

Como explicaban los responsables de este proyecto, la utilidad práctica de este tipo de sistemas es limitada, ya que la potencia de estas placas hace que haya alternativas más interesantes si lo que uno busca es potencia de proceso pura. El propósito de este equipo de demostración es el de estudiar esa gestión de un gran número de dispositivos.

Sin embargo son una forma especialmente indicada de investigar cómo se comportan los clústers con un gran número de máquinas conectadas, algo que puede ser muy útil para proyectos más avanzados que se usan actualmente en el ámbito de la supercomputación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *