El PC sigue avanzando!!!

Ya habréis comprobado, que cada cierto tiempo, me gusta hacer una recopilación, de las novedades que me he ido encontrando por la red, desde la anterior entrada que hice. Y hoy toca entrada!. Las novedades se amontonan en los diversos perifericos, aunque parezca mentira.

Todos sabemos que de salida estas mejoras disfrutan de precios absolutamente prohibitivos, pero ayudan a vislumbrar lo que se avecina, y fuerza a bajar los precios de la actual tecnología que tenemos en el mercado, por lo que es muy, pero que muy buena noticia.

Intel Core i7-6950x, un procesador de 10 núcleos y 1.800 €

El Core i7-6950X, es un chip de la colección Extreme que llegó al mercado como el más potente nunca puesto a la venta por el gran fabricante de silicios gracias a sus 10 núcleos. El chip más potente de Intel obliga a desembolsar más de 1.700 €.

Tras conocer los chips de sexta generación de microarquitectura Intel Core, Skylake, el fabricante estadounidense retrocede a la familia Broadwell con la nueva serie de procesadores Broadwell-E. Estos nuevos chips retoman la generación anterior a su nivel máximo de exigencia, Core i7-6950X, 6900K, 6850K y 6800K, los cuales parten de seis núcleos.
Este chip de 10 núcleos con tecnología de fabricación de 14 nm tiene altas posibilidades de overclocking (vienen con el multiplicador desbloqueado), puede ejecutar hasta 20 hilos de forma simultánea y su ficha técnica se completa con soporte para memoria DDR4 a 2400 Mhz, 25 MB de cache L3 o 40 líneas PCI 3.0. Y todo ello con un TDP máximo de 140 W. Estrenando Turbo Boost 3.0. La frecuencia base de trabajo del Intel Core i7-6950X es de 3 Ghz pero se pueden alcanzar los 3.5 GHz con el modo Turbo Boost 3.0. Esta evolución se centra en la combinación de software y hardware para mejorar los subprocesos individuales hasta en un 15% según datos de Intel.

El Intel Core i7-6950X demuestra todo su potencial cuando se trata de trabajar con más núcleos e hilos. Cuando bajamos los requerimientos de tareas la diferencia ya no la podemos encontrar e incluso vemos que bastan 4 núcleos de más frecuencia de trabajo para superar al nuevo Extreme. Aunque en defensa del chip de 10 núcleos hay que indicar que en teoría y gracias a la posibilidad de overclocking, podríamos al menos igualar rendimiento del chip más potente de la generación Skylake.

El perfil de comprador de este nuevo chip nos parece bastante limitado básicamente por su precio. Los chips Extreme de más nivel han sido históricamente caros, pero este nuevo modelo supera a todos los anteriores con creces. Casi ningún usuario doméstico podrá recuperar en rendimiento la inversión que suponen los más de 1.700 euros de este chip. Solo entusiastas del overclocking con presupuesto libre disfrutarán de sus posibilidades porque tampoco para jugadores vemos claro el nicho de mercado. A raíz de los resultados de nuestros test, ellos deberían invertir mejor en otros componentes que les den un retorno efectivo y acorde con el coste de los mismos.

 

Nanotubos de carbono, jaque al silicio

Los nanotubos de carbono, un material que se postula una de las grandes alternativas al silicio que actualmente es clave en la fabricación de transistores. Muchos tratan de avanzar en la creación de transistores basados en estos nanotubos, pero había obstáculos importantes. Uno de ellos eran las impurezas que aparecían al producir estos nanotubos: dichas impurezas podrían interferir con la capacidad semiconductora de este material y hacer que su aplicación no tuviera demasiado sentido. Ahora un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin ha desarrollado un sistema para eliminar esa “contaminación”, y el resultado es notable.

Un logro singular para la nanotecnología, gracias a ese sistema lograron crear un transistor con una densidad de carga 1,9 veces superior a las de los tradicionales transistores de silicio. Michael Arnold, uno de los responsables del estudio, indicaba que este logro supone un avance muy importante en el campo de la nanotecnología: “Hacer transistores con nanotubos de carbono que son mejores que los transistores de silicio es un gran logro”. Para este experto su aplicación a todo tipo de tecnologías en las que los semiconductores están implicados puede ser muy importante.

 

AMD Zen: los nuevos procesadores de alto rendimiento

AMD finalmente confirma la existencia de sus potentes procesadores Zen, que llegan a posicionarse en un segmento dominado por Intel Core y que pone a los de Sunnyvale de nuevo en la gama alta, esto después de algunos fracasos con la anterior generación lo que ha dado esa imagen de que AMD sólo tiene presencia en la gama baja. AMD al fin apuesta por el gaming de alto rendimiento en PC, donde la compañía ha demostrado experiencia al ser el corazón de la Playstation 4, Xbox One, Xbox One S y la próxima Project Scorpio, así que lo más lógico es que aprovecharán todo esto para llevarlo a los ordenadores por medio de la nueva familia de procesadores Zen.

Los AMD Zen están fabricados bajo procesos de 14 nanómetros FinFET lo que permitió aumentar las IPC (instrucciones por ciclo) en hasta un 40% respecto a la generación anterior; además de que finalmente se han implementado los subprocesos múltiples con la nueva arquitectura SMT (Simultaneous Multithreading), que permitirá ejecutar varios hilos al mismo tiempo, algo muy similar a lo que ofrece Intel con su Hyperthreading. También se ha aumentado en 1,75 veces la planificación de instrucciones, y 1,5 veces la ejecución de recursos, además ahora tenemos hasta 8MB de cache L3 que acompañan a una ampliación en la memoria caché L2 unificada, todo esto nos ofrece hasta cinco veces más ancho de banda que el anterior diseño Excavador.

Con esto, AMD promete acceso a realidad virtual, vídeo en 4K y juegos bajo la tasa más alta y con un desempeño destacable, además de una mejora en el consumo de energía en portátiles, lo que según ellos los pone por encima de la familia Broadwell-E de Intel. Esto podría sonar excelente, sin embargo AMD no ha mostrado detalles técnicos como perfiles térmicos, ni han hablado de velocidades ni precios, sólo mostraron un benchmark donde se compara el rendimiento contra un Core i7-6900K, uno de los más potentes de Intel, y como era de esperarse, el AMD Zen se ha alzado con la victoria.

Los procesadores AMD Zen llegarán durante el primer trimestre de 2017, siendo el primero uno de 8 núcleos, 16 hilos, fabricado bajo la nueva plataforma AM4 y con soporte para RAM DDR4, el cual será conocido como ‘Ridge Summit’; mientras que para el segundo trimestre de 2017 conoceremos a ‘Naples’, una bestia enfocada en servidores que llegará con 32 núcleos y 64 hilos.

 

CPU Open Source de 25 núcleos, ¿200.000 cores?

En la Universidad de Princeton han desarrollado un chip Open Source basado en SPARC que cuenta con 25 núcleos y que tiene una característica muy especial: es muy escalable, algo que podría destinarlo en el futuro a un ordenador con 200.000 núcleos. El chip bautizado con el nombre Piton se ha diseñado con el objetivo de ser especialmente flexible y fácilmente escalable para que la combinación de muchas de estas CPUs se pueda aprovechar desde el primer momento para servidores en los que se necesite un alto procesamiento paralelo.

Los desarrolladores han usado topología de matriz (‘mesh’) de 5×5 núcleos, cada uno operando a 1 GHz. Este proyecto de procesador Open Source resulta especialmente interesante por esa escalabilidad que también aparece cuando es necesario compartir la memoria DRAM o el almacenamiento disponible. Un pequeño router en cada núcleo facilita que todos ellos se comuniquen con gran facilidad. En la Universidad de Princeton destacan que con sus 460 millones de transistores el Piton es la CPU desarrollada en entornos académicos con más transistores del mundo. Aún queda lejos de los casi 8.000 millones que tienen los procesadores más potentes de Intel o NVIDIA, pero sus procesos de fabricación -con tecnologías de integración de 14 y 16 nm- son más avanzadas también que la utilizada por estos investigadores, que han hecho uso de una escala de 32 nm.

 

Almacenamiento a escala atómica

Almacenar un kilobit (8.000 bits) representando cada bit por la posición de un solo átomo de cloro ya es posible gracias a la investigación de científicos del Instituto Kavli de Nanociencia de la Universidad de Delft. Esta capacidad de almacenamiento es tan pequeña que sería suficiente el tamaño de un sello para almacenar toda la literatura universal. El equipo utilizó un microscopio de efecto túnel (STM), que utiliza una sonda de aguja afilada para examinar uno a uno los átomos de una superficie. Según el investigador principal, Sander Otte, se alcanzó una densidad de almacenamiento de 500 terabits por pulgada cuadrada (Tbpsi), 500 veces mejor que el mejor disco duro comercial actualmente disponible. Cada bit consta de dos posiciones en una superficie de átomos de cobre, y un átomo de cloro que podemos deslizar hacia atrás y adelante entre dos posiciones. Si el átomo de cloro está en la posición superior, hay un agujero debajo, y se le denomina uno. Si el orificio está en la posición superior y el átomo de cloro está en la parte inferior, entonces el bit es cero.

Con todo, todavía es pronto para que este tipo de almacenamiento llegue a nosotros. En su forma actual, la memoria puede operar sólo en requisitos de vacío muy limpios y a la temperatura del nitrógeno líquido (77 K), por lo que el almacenamiento real de datos a escala atómica está todavía lejos. Pero este logro supone ciertamente un gran paso adelante.

 

40″ con resolución 4K, un monitor de Philips

Dell nos enseñó su modelo de 43″ y la propia Philips tiene un modelo similar. Vale, la tecnología de paneles existe en televisores y parece fácil crear un monitor, pero no es exactamente lo mismo ya que en cuestión de puertos de conexión y calibración, no estamos ante el mismo producto. Lo que Philips muestra un nuevo monitor de generosas dimensiones, tanto como 40″, que además añade la curvatura. Al margen de que su resolución es 4K, acorde con el tamaño, y que lleva altavoces integrados, poca información más podemos dar sobre el monitor. Comentar que ya había un modelo similar en el catálogo pero se quedaba en 34″.

Además, Philips tiene intención de renovar la gama C7, que se caracteriza por contar con unos marcos casi inexistentes en tres lados, los más pequeños en la marca. Le acompañará otra familia en la misma línea – sin marcos en los cuatro lados – como es la serie C6, con 24 y 27″ (QHD). Además estan los monitores E8 y E7 pensados en la representación de color, para profesionales de la foto y el vídeo que no quieran comprar productos demasiado caros. Cuentan con la tecnología UltraColor de Philips que representa el 85% de la gama de NTSC (lo habitual es un 72%).

 

Acer Predator, con la mirada: seguimiento de ojos para ‘gaming’

Acer tiene algunos monitores espectaculares, ideados para el mundo gaming. La propuesta pasa por tres monitores dentro de la familia Predator con una novedad importante: siguen el movimiento de tus ojos. Las empresas trabajas en nuevas formas de interacción con las pantallas y sistemas. El añadido lo introduce la compañía Tobii, especializada en estas lides, y que ya había desarrollado periféricos para conseguir esta funcionalidad. Al margen del seguimiento de los ojos, los monitores de Acer, Samsung o LG nos invitan a pensar que la nueva especificación para el mundo gaming es la curva.

Los Predator Z271T, Predator XB251HQT, y Predator XB271HUT, nos cuentan que son monitores de 27 y 24,5″. El primero de ellos es el modelo curvado, que cuenta con un refresco de 144Hz y una resolución de 1.920×1.080p. Si quieres más velocidad te tienes que ir a las 24,5″ del XB251HQT, que se mueve a 240Hz. Si lo que necesitas es más resolución, la opción es el XB271HUT, que sube hasta los 2.560 x 1.440p. Todos ellos cuentan con la tecnología Nvidia G-Sync. Hay títulos que ya dan soporte al seguimiento de ojos, como Deus Ex: Mankind Divided, Assassin’s Creed o The Division. También se pueden hacer cosas en Windows con el sistema, pero todavía hay mucho camino por recorrer en esta tecnología. Ya veremos si terminar teniendo sentido esto de disparar con la mirada. ¿Cuánto cuestan? Pues el modelo Z271T sale por 800 €, mientras que el XB271HUT sube 100 € en la tarifa oficial.

 

Monitores Samsung Gamers: Veloces, Curvos y con tecnología Quantum Dot

Samsung se quiere hacer fuerte en el mundo de los jugadores creando una oferta atractiva en diseño, con especificaciones ideales para el ocio. Samsung se considera líder en este mercado ‘gaming’ y quiere cimentar su posición con dos nuevos monitores – que en realidad son tres – denominados CFG70 y CF791. El primero se puede elegir en dos tamaños, al estar disponible tanto en 24 como en 27″, mientras que el segundo se queda en unas únicas e inmensas 34″.

Os preguntaréis que los hace interesantes, pues ambos utilizan la tecnología Quantum Dot de la casa, una contrastada forma de mejorar el colorido y calidad en paneles LED, de la que tenías una información más detallada en este artículo. Samsung habla de conseguir una representación de color del 125% en sRGB (119% en los modelos a los que sustituye).

En el CFG70 la curvatura es 1800R (radio de curvatura de 1.800 milímetros). Con tiempos de respuesta de 1/ms y un refresco de 144Hz. Incluso la interfaz de usuario cuenta con un diseño y opciones adaptado al mundo ‘gaming’. Sobre le modelo de 24″ tenemos algo más de información, como que su panel es un SVA (‘Super’ Vertical Alignment) que está por encima de los habituales TN, con una resolución de 1.920×1.080 píxeles. Es compatible con AMD FreeSync, superficie mate, y cuenta con un conseguido brazo articulado para mover en el espacio el panel. Entendemos que el modelo de 27″ será muy parecido, quizás venga con más resolución.

El CF791 es el monitor más curvo, con un radio de curvatura de 1.500 mm, o lo que ellos denominan 1500R. El monitor es especialmente panorámico (21:9). No es tan rápido como su compañero de presentación, pero cuenta con un refresco de pantalla de 100Hz, que podremos combinar con la tecnología de sincronización AMD FreeSync.

 

Los ratones silenciosos como ninjas de Logitech

Logitech presenta sus nuevos M220 Silent Mouse y M330 Silent Mouse, dos ratones que prometen un 90% de reducción del ruido en el clic de sus botones. A estos ratones les acompaña el Logitech M720 Triathlon Mouse, que destaca por poder conectarse a tres dispositivos Bluetooth simultáneamente para funcionar en cualquiera de ellos según lo necesitemos.

Los nuevos ratones silenciosos de Logitech han sido certificados por la Noise Abatement Society, un organismo británico que trata de mejorar el “ambiente acústico” a nuestro alrededor, y le han concedido su sello “Quiet Mark” que garantiza que se trata de un producto que cuida especialmente ese apartado en entornos en los que la minimización de ruidos es vital. Estos ratones se pueden conectar de forma inalámbrica -a través de un pequeño adaptador USB- a equipos Windows, macOS, Chrome OS o Linux. Mientras que el M220 es para ambidiestros, el M330 está diseñado para usuarios diestros. El precio del M220 (disponible en charcoal, rojo y azul) es de 25,99 euros, y el del M330 (disponible en negro, azul y rojo) es de 41,50 €.

Otra de las novedades de este fabricante son los Logitech M720 Triathlon Multi-Device Mouse, que destacan por la mencionada capacidad para conectarse a tres dispositivos al mismo tiempo. Un pequeño botón situado en ese ratón permite intercambiar el dispositivo que queremos controlar en cada momento. El precio de este dispositivo es de 71,99 €.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *