Más de 65.000 jediistas en Australia

sw_01Star Wars tiene millones de fans en el mundo, no es ninguna sorpresa, lo que es una sorpresa es que estos fans puedan boicotear el censo de su país debido a una broma que se ha ido de madre (en su momento no se le dio importancia), y que se busca detener a unos días del arranque del censo australiano de 2016.

Cada cinco años los australianos tienen que llenar varias formas con datos de su forma de vida, algo que ocurre en gran parte de los países con el objetivo de tener un control y un panorama de sus habitantes. Pero este año la cantidad de personas que dicen profesar la religión Jedi ha aumentado a un nivel que podría poner en riesgo la información del censo.

sw_jediismoEl Jediismo existe para los fans de Star Wars, que durante el censo de 2011 en Australia más de 65.000 personas marcaron su religión como Jediista, es decir, más que la comunidad Sikh y que otras cuantas religiones pequeñas que si existen actualmente en el mundo. Comenzó como una broma durante el censo de 2001, cuando un grupo de personas empezaron a difundir la idea de marcar su religión como Jedi para que el gobierno pudiera reconocerla como una religión real; el fenómeno se extendió en Reino Unido y Canadá, pero fue en Australia donde ha ido creciendo de una forma impresionante.

El problema radica en que el tener tal número de personas bajo una religión no existente, hace que los resultados presenten un sesgo al mostrar que Australia es un país más religioso de lo que es en realidad, lo que afecta a otras religiones así como instituciones que no profesan ninguna, además de que el dinero destinado al presupuesto social se basa en dicho censo.

Según explica Kylie Sturgess, miembro de la Fundación de Ateos Australianos (AFA), el que un ciudadano marque el jediismo como religión clasifica de forma automática a esa persona como religiosa, esto sin importar que la religión no exista, algo que provoca que por ejemplo el movimiento de ateos pierda influencia y no tenga acceso a financiación pública, además de que a la larga muestran al país como una región que no respeta a sus instituciones.

Esto ha provocado que la AFA esté emprendiendo una campaña en redes sociales donde se pide a la población que no se clasifiquen como Jedi, sino que simplemente se marquen como “No religiosos”, algo que ayudará a que el presupuesto sea asignado de manera correcta a los grupos correspondientes, ya que al marcarse como Jedi el gobierno lo mete en la categoría de “Religión no definida”, lo que afecta a este tipo de grupos.

Ahora será interesante ver el resultado del censo para conocer el alcance y éxito obtenido por la AFA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *